POWERJUMP: un salto saludable para el cuerpo

Power Jump es un programa de gimnasia en grupo que utiliza el mini-trampolín como equipamiento para realizar el trabajo cardiovascular, combinando alto gasto calórico y mucha diversión.
Este programa de entrenamiento se caracteriza por el uso de combinaciones simples de movimientos y las mejores músicas del momento que hacen sentir a los alumnos como niños saltando en una superficie elástica.

Descubre POWERJUMP

¿Con Power Jump vas a despegar los pies del piso como nunca imaginaste!

Fortalece los huesos y los músculos; garantiza un alto gasto calórico; promueve la pérdida de grasas; mejora la coordinación y equilibrio: fortalece la musculatura de la región lumbar y de la cintura escapular (posturales), las articulaciones de las rodillas y cadera; tonifica las glúteos y piernas; mejora la circulación sanguínea y la digestión; ayuda a reducir la tensión arterial en los casos de hipertensión; produce una disminución del colesterol total y un aumento del HDL “colesterol bueno”; fortalece el músculo esfínter que controla la vejiga; desintoxica el hígado –mejora la circulación de los riñones; favorece el drenaje linfático y disminuye la retención de líquidos; masajea los músculos, tendones y órganos internos; aumenta la circulación sanguínea al cerebro; tonifica la piel y los músculos faciales.

Depende mucho de la fuerza y técnica utilizadas al empujar la superficie elástica, pero se estima un gasto entre 400 a 700 calorías. Individuos muy entrenados son capaces de alcanzar valores próximos a 900 calorías (durante 60 minutos de clase).

Por el alto gasto calórico y por tratarse de una actividad predominantemente aeróbica, una gran cantidad de grasa es utilizada como fuente de combustible, lo que significa que es una actividad efectiva en el proceso de reducción de tejido graso.

En razón de la técnica de los movimientos (“empujar” la superficie elástica), el riesgo es ínfimo. En rigor, es el mismo riesgo que tenemos al tropezar y caer cuando estamos fuera del trampolín. Los Profesores Certificados son entrenados y orientados a informar sobre todas las instrucciones de seguridad a sus alumnos dando total seguridad en este tipo de actividad. Las primeras clases sirven para que el alumno pueda hacer una adaptación al equipamiento, además de aprender los movimientos.

Power Jump es contraindicado para personas con problemas de inestabilidad en las articulaciones de la cadera, rodillas y tobillos; embarazadas y personas con problemas de equilibrio. Personas con cualquier tipo de padecimiento o  restricción médica pueden participar de las clases de Power Jump con autorización de su médico, así como cualquier otra actividad.

Open chat